Opinión | Giovanni y su tablero, por Karoll Pineda


Real Cartagena suma seis puntos y se encuentra en la décima casilla de la tabla de posiciones. Foto: Colprensa

Ayer,
por Torneo Águila, Cúcuta recibió a Real Cartagena. Sumatoria de cuatro juegos
sin ganar para el equipo visitante, de manera consecutiva. Giovanni Hernández
había iniciado, mal, su era como técnico del Real Cartagena ante Valledupar. La
necesidad viciaba al equipo.
A
pesar de haber ansiedad de ganar, Real Cartagena se mostró aplomado tácticamente
y mostrando una faceta defensiva nueva: presión alta en bloque sobre la salida
con balón del contrario e intensidad para recuperar la pelota postperdida. La
idea inculcada por el timonel vallecaucano, desde su llegada al equipo.
El
4-4-2 que sobre el papel se dibujó, en la previa del partido, pasó a ser un
4-2-3-1, con la variante posicional de Wilmer Parra, que pasó de jugar al lado
de Arzuaga, a trabajar por la banda derecha, como volante de segunda línea.
Durante los primeros 45 minutos, Parra borró la línea de cal por esa zona. Pivoteaba
con el arco a su espalda, enlazaba al medio con un compañero y activaba la
línea de pase corriendo a la espalda del lateral izquierdo del Cúcuta
Deportivo. Dicho y hecho. Causa y efecto de haberlo trabajado durante la
semana.
Por
el otro costado, Acevedo compartía el trabajo con Copete. La salida en bloque
del equipo, permitía que el retroceso fuese ordenado y sin dejar espacios. Por
ello, el caminar hacia adelante para Xavier Gonzalez no fue problema, porque
estuvo siempre respaldado por Julián Mendoza, que con lo mostrado en el General
Santander, regresó para quedarse y pelear titularidad.
El
apoyo con balón de Arzuaga, a pesar de ser intermitente, aportó para que el
equipo ganara variantes y espacios en ataque. Carlos Echeverri le cuesta entrar
en el funcionamiento colectivo, pero cuando lo hace, entiende y habla el mismo
idioma que Acevedo, Parra y Xavier Gonzalez.
Para
la defensa, Hernández tendrá que buscar la manera de solucionar las lagunas que
dejan los zagueros. La inseguridad de Alonso Acosta, ayer, fue notable; sin
embargo, tiene una razón lógica: su posición fue improvisada a causa de las
lesiones de los laterales suplentes de la plantilla.
En
escasos tres partidos, Real Cartagena empieza a tener más afinidad con el balón
y sin ella. La pasividad tras pérdida del cuero y progreso incoherente al
ataque, se diluyen de a poco. El onceno ‘auriverde’ ha empezado a ilustrar su
fútbol gracias a un nuevo tablero de ideas.
KAROLL PINEDA MARRUGO
ESPECIAL PARA PRIMERTIEMPO.CO 
Temas
Mostrar más

Redacción Primer Tiempo

PrimerTiempo.co es la primera y única web de noticias e información deportiva de Cartagena y Bolívar, teniendo al día a sus lectores con lo último sobre Real Cartagena, y todos los deportistas cartageneros y bolivarenses.

Relacionadas

Interactuar

Real Cartagena y todo el deporte de Cartagena y Bolívar
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker