Leonardo, el hijo del “Chawala” que prefirió el fútbol a la champeta


Fotos: Luis Fernando Anaya

Por: Luis Fernando Anaya | Especial para PrimerTiempo.CO

“En la familia lo que somos es champeteros. No sé de dónde sacó talento, porque yo no sé ni patear un balón y en todos los deportes soy malo”, dice entre risas Noraldo Iriarte Arias, a quien muy poca gente en Cartagena conoce por su nombre de pila.

Es el DJ Chawala, el mismo “chawa” que no puede faltar al inicio de una champeta: el creador y fundador de la máquina musical más importante de este género, o lo que es lo mismo, el picó más famoso de Colombia: El Rey de Rocha.

Pero él, acostumbrado a estar en la tarima y ser el centro de atención del público en los toques de El Rey, hoy fue un aficionado más. En la cancha del estadio Jaime Morón León, bajo el sol de las cuatro de la tarde, jugaban Real Cartagena y Fortaleza. Y por los visitantes, con la camiseta 27, aparecía un joven menudito muy parecido a él.

Es su hijo, Leonardo Iriarte Correa. O simplemente “Chawalita”. Con 17 años, debutó este año en el fútbol profesional colombiano con el equipo ‘atezado’, con el que ya acumula seis partidos en el Torneo Águila 2018, y dos más por Copa. El volante de recuperación cartagenero, poco a poco, se afianza como titular de la escuadra que dirige Carlos Barato.

Leonardo Iriarte Correa tiene 17 años y desde hace tres, está en las inferiores de Fortaleza. Este año debutó en Torneo Águila, y ya tiene seis partidos.

“Soy un jugador con recuperación, que juega bien con el balón, con mucho cambio de frente y con buena pegada. El profe me pide que utilice mis fortalezas, y que juegue sin miedo”, se define Leonardo, quien empezó en el fútbol en el club Nuevo Bosque, a escondidas de sus papás.

[Entrevista] Danielsson, el sueco que marcó el primer gol de Real Cartagena

“Empecé en la escuela Nuevo Bosque de Cartagena con el profesor Juan Carlos Rodríguez, un proceso muy bueno. Yo me le iba escondido a mi mamá a entrenar porque ella prefería que yo jugara sóftbol, pero a mí me gustaba el fútbol. Cuando yo me escapaba me regañaba, pero aquí estoy”, cuenta Leonardo, y suelta una carcajada.

“Nuevo Bosque me prestaba a todos los equipos de Cartagena, y luego de un torneo con la Selección Bolívar aquí, pasé a Fortaleza y ya llevo tres años, donde gracias a Dios me ha ido bien. Me han abierto puertas, me han dado oportunidades y me gano mi lugar con sacrificio. La mayoría somos jóvenes, venimos de las inferiores de la mano del profesor Barato”, relata el volante.

Ante Los Heroicos, “Chawalita” jugó los noventa minutos y recibió la tarjeta amarilla a los cincuenta. En la parte baja de occidental, detrás del banquillo técnico de Fortaleza, sus padres y sus hermanos lo alentaban, y se fundieron en un abrazo cuando el referee pitó el final.

“Es la primera vez que lo veo jugando profesional y me sorprendió”, afirmaba visiblemente emocionado “Chawala”. “La hermana y la mamá lo apoyaron mucho, yo no tenía mucho tiempo para acompañarlo a los entrenamientos y los partidos. Pero siempre tuvo mi apoyo, y hoy que lo vi jugar, para mí es un orgullo”, dice el papá del 27 de Fortaleza.

Noraldo Iriarte Arias, el dj Chawala, fundó en los años 80 en el corregimiento de Rocha el que luego sería el picó más famoso de la región: El Rey de Rocha.

Leonardo es tan famoso en las champetas como sus hermanos. Porque no bastaba con saludar al patriarca del Rey de Rocha en el inicio de las canciones: había que mencionar a los Iriarte al final. “Ángela, Noraldo, Juan David, y Leo… los hijos del Chawa”. Sus hermanos mayores, Noraldo y Juanda, están en el negocio familiar: la música. Pero a Leonardo poco le gustaban los picós.

“Siempre es algo que hemos resaltado. A mí de que me gusta la champeta, me gusta, pero nunca he sido de estar metido en los picós como mi papá y mis hermanos. No todos podían ser artistas, yo salí futbolista”.

El volante dice que, aunque poco le gustaba, se acostumbró a que lo llamen “Chawalita”. “Antes no me gustaba que me dijeran ‘Chawalita’, pero ya toca aceptarlo, me reconocen por mí papá, no puedo hacer nada”.

[Flashback] Alejandro Harris, un campeón que no debe ser olvidado

Cuando le preguntan por su ídolo, Leonardo es tajante. “Mi único ídolo es Dios, tengo jugadores referentes, pero ídolo solo Dios”. Eso sí, dentro de esos jugadores referentes, aparece otro cartagenero que vive un gran momento en el fútbol argentino: Wilmar Barrios.

“Siempre veo videos de Wilmar, estoy pendiente para aprender de él, hacer las cosas de la mejor manera, porque es mi referente. Wilmar es amigo de la familia, hemos hablado, siempre me da consejos. Me dice que haga lo que sé, con tranquilidad”, cuenta.

“Chawalita” confía en seguir haciendo las cosas bien y corresponder a la confianza del técnico Carlos Barato, quien con solo 17 años lo llevó al equipo profesional, sin pasar por la escuadra sub-20. Tiene tiempo para consolidarse en el fútbol colombiano, llegar a la primera división y cumplir su sueño de jugar en Europa.

Leonardo está convencido de que lo cumplirá. “Uno cuando se propone algo, con esfuerzo y dedicación logra las cosas, haciendo las cosas con amor”. Mientras tanto, seguramente vendrán más saludos, y su nombre aparecerá en las champetas que más suenen en Cartagena, de la mano de su papá.

“Chawala” es el mayor hacedor de éxitos de la champeta, con 62 volúmenes del Rey de Rocha a cuestas. Pero después de verlo en la grama del Jaime Morón Noraldo reconoce que Leonardo “es el mejor volumen que he grabado”.

Temas
Mostrar más

Luis Fernando Anaya

Comunicador social, periodista y narrador deportivo. Desde 2010 en los medios. Ha trabajado en periodismo deportivo en UdeC Radio, RCN Radio, Colmundo, Todelar, Emisora Fuentes, y dirigió www.PrimerTiempo.CO. Actualmente es periodista de Caracol Radio y columnista ocasional de este portal.

Relacionadas

Interactuar

Todas las noticias sobre fútbol, béisbol, sóftbol, voleibol, tenis, patinaje, ciclismo, boxeo, Real Cartagena y todo el deporte de Cartagena y Bolívar
Close

Adblock Detected

Please consider supporting us by disabling your ad blocker