Cartagenera Oriana Guerrero, subcampeona de la Liga de voleibol de Egipto


Foto: cortesía Oriana Guerrero

De una cirugía de meniscos y ligamento cruzado a jugar al voleibol en Egipto y ser subcampeona en ese país. La cartagenera Oriana Guerrero logró la medalla de plata en la Liga profesional egipcia de voleibol femenino con el Zamalek Club, ganando 9 de los 10 partidos disputados.

Guerrero llegó en enero del presente año al equipo egipcio, donde se sumó de lleno al sexteto para aportar su talento en la consecución de triunfos importantes que llevaron a Zamalek a ocupar el segundo lugar de la tabla de posiciones, por detrás del poderoso Al Ahly, vigente campeón del torneo de clubes de África, y superando a El Shams Club, tercero en la clasificación.

En conversación con PrimerTiempo.CO, la bolivarense destacó que su equipo había finalizado en el tercer puesto, el año anterior, por lo que esta temporada superaron el registro. “Es bastante honroso el segundo lugar que obtuvimos, con mucho trabajo y esfuerzo, mejorando lo hecho el año pasado”, afirmó.

Para Guerrero, el segundo puesto tiene “sabor a primer lugar” debido al poderío acumulado por el Al Ahly, que se quedó con el título de la Liga y, además, fue campeón del torneo africano de clubes de voleibol, que se realizó en marzo pasado, con equipos de toda África, con un nivel de juego alto.

Lee también: La bolivarense Angie Yepes se entrena con la extop 10 del WTA, Sabine Lisicki

Perseverancia y triunfo deportivo

En 2016, Oriana Guerrero tuvo que ausentarse de la posibilidad de disputar el cupo de voleibol, con Colombia, para los Juegos Olímpicos de Río 2016 tras acarear una lesión en su rodilla izquierda. Meses después, la bolivarense tuvo que someterse a una cirugía de menisco y ligamento cruzado, por lo que su recuperación la marginó por más de seis meses de la canchas.

Luego de un tiempo de recuperación extenso y de cumplir con el proceso arduo de recuperación, Oriana logró firmar con el Zamalek Club, de Egipto, y lograr un segundo puesto que representan el espíritu deportivo de alto rendimiento en su carrera profesional.

“Este triunfo es un premio a la constante, la disciplina y el trabajo. Dios me ha puesto muchas pruebas en el voleibol: tres lesiones de rodilla y una cirugía de meniscos y ligamento cruzado en la pierna izquierda. Son cuatro veces las que me he levantado”, afirmó.

Para Guerrero llegar a jugar a Egipto ha sido “una revancha” y una “prueba a mí misma y para aprender muchas cosas para mi vida y mi carrera deportiva”.

Oriana Guerrero junto a sus compañeras de equipo de Zamalek Club. Foto: cortesía.

La bolivarense enfatiza en que su traspaso al voleibol de Oriente Próximo y la oportunidad de jugar fuera del país, luego de la lesión, fue un gran reto. “La experiencia fue muy gratificante. No me lo esperaba, porque me llegó de sorpresa la oportunidad y todo fue muy rápido, especialmente el periodo de contratación”, señaló.

El proceso de adaptación al idioma, costumbres y cultura, dice Oriana, que es “fascinante”. Egipto es un país con poco más de 98 millones de habitantes, ocupando la posición 15 entre los países más poblados del mundo. Además, teniendo como religión predominante el islam suní, las mujeres de dicho país han tenido que encontrar nuevas oportunidades para salir adelante, luego de largos años en donde predominó el machismo y la abolición de los derechos de la mujer.

“Sin duda alguna la cultura, apenas llegas a este país (Egipto), te atrapa completamente porque es muy diferente a la nuestra. Es demasiado asombroso, porque la comida, la gente, su comportamiento, el idioma, y todo es completamente distinto a Colombia”, recalcó Oriana.

En cuanto a lo deportivo, Al Ahly y Zamalek, históricamente, han mantenido la rivalidad por ser los dos clubes más exitosos del país, teniendo equipos en múltiples disciplinas. Guerrero analizó el nivel de juego del voleibol egipcio, resaltando que los sistemas no varían mucho en comparación con Sudamérica, aunque el biotipo de deportistas es diferente.

“En Sudamérica hay jugadoras mucho más fuertes y de mayor altura, condiciones físicas mucho más favorables para el deporte. El voleibol en Egipto es el mismo, los sistemas de juego no varían mucho, pero la condición atlética de las jugadoras es diferente a las de nuestro continente”, complementó.

Lee también: John Tello, de Bolívar, ganó la maratón “A Pampa Traviesa” en Argentina

Próximo objetivo: Juegos Nacionales 2019

Con la medalla de plata en el bolsillo y con el ánimo a tope, la cartagenera Oriana Guerrero tiene claro que su próxima meta para este 2019 será ganarse el cupo en la Selección Bolívar que disputará el torneo de voleibol de los Juegos Nacionales, en el que el objetivo es obtener la presea de oro.

“El compromiso es grande. Debemos ratificar nuestro campeonato y ayudar al departamento con nuestra medalla de oro al objetivo que se tiene de ser cuartos en medallería general”, sostuvo la bolivarense, que estará arribando a Cartagena en el próximo mes de mayo para sumarse a la concentración del equipo de voleibol departamental pensando en lo que serán las justas deportivas.

Temas

Karoll Pineda Marrugo

Comunicador social y Periodista Deportivo. Editor general de www.PrimerTiempo.co.

Relacionadas

Interactuar

Todas las noticias sobre fútbol, béisbol, sóftbol, voleibol, tenis, patinaje, ciclismo, boxeo, Real Cartagena y todo el deporte de Cartagena y Bolívar